Algo más tarde de las 7 me estaba bañando en el mar, con las luces previas del amanecer. Con el Sol ya no naranja ni amarillo, sino blanquecino, volvía a casa en calzoncillos negros -divinos de Calvin Klein (XXX, the best shop for me)-, con banda cardenal y me puse a “trabajar”. Son las 17:27 y no he comido. Inspirado, conectado, curándome… Supongo que en “Flow”. Pero de producción “0” patatero, salvo algunas fotos y algunos post en Instagram.

nicanorcardenosa

NOTA: “Haunted“, es una palabra en inglés que no se traducir bien. Creo que puede ser embrujado, encantado, atormentado, perseguido, hechizado, obsesionado, acosado, rondado, angustiado. “A haunted house”… Pero también “I being haunted by that memory” o “being haunted by a poem”. Yo he estado -selecciono consciente de que dejo matices- embrujado, encantado, perseguido, hechizado, rondado, por el poema de José Agustín Goytisolo, “Palabras para Julia” un poema que escuché por primera vez a los 7 años o así, en la voz de Paco Ibáñez, que cantaba a poetas españoles en Paris, cuando Franco vivía y dictaduraba, y se leía y escuchaba, y escribía y vivía poesía y literatura. Hoy lo publiqué en On.ignorance y ha tenido un par de comentarios. De los mínimos que lo siguen de vez en cuando. Quisiera creer porque encuentran algo… de vez en cuando, que les interesa. El trabajo que pongo en este proyecto no tiene horas, tampoco la felicidad que me produce, a pesar de estar muy lejos de ser lo que quiero. Pero no me avergüenza que ya es mucho. También por primera vez, el feedback en los comentarios-debate-discusión, ha habido algo más que una opinión… ha habido vida. Esther lo ha llenado de ella con una versión de Paco Ibáñez que yo no había visto. No es descriptible la felicidad que me ha proporcionado. Dia a día, veo que alguien lee lo que escribo, o lo que me turba, o me conmueve. Y lo justifica todo. También veo que nadie comparte nunca… es decir que no llega al nivel de considerar que a alguien más le puede gustar. Está bien. No es algo bueno ni malo. Es. On.ignorance no busca cantidad, sino complicidad y compañía bidireccional, diálogo… Tampoco hay mucho de esto, pero también está bien. Nunca he creído ser “popular” aunque creo que lo podría ser porque creo que los españoles no son Tele 5. Ni lo que se lee, se ve y se oye. No hay nada malo en ser Tele 5, se es. Pero lo que si creo que es malo es que… no creo que sean realmente Tele 5. Como cuando el informativo -cualquiera- abre con las lluvias en el norte, y el “periodista” o la periodista pone énfasis en la “noticia” y llegan a entrevistar y hacer protagonistas a los españoles aleatorios, que responden cosas como “pues muy bien, que ya toca”, o “bueno, es que es abril ¿no?”, o “nada incómodo, para eso está el paraguas”, y luego sigue la noticia con su “noticia” de 4 minutos “prime time”. No, yo escribo On.ignorance porque me es necesario para vivir como el oxigeno, porque soy escritor y soy periodista, y me ahogo si no escribo. Nadie comparte. Pocos leen. ¡Ni la familia!, y de los amigos pocos. Veremos dentro de 1 año. O 10. Esta será mi vida y mi aportación. La que es. Otro amigo, Eduardo, ha compartido, el poema que me habita. Aprendo de todo. De todo, “gracias a la vida”. La soledad de mi forma de pensar y de ver el mundo, y de entender la belleza o necesitarla, no es buena ni mala. Me constituye. Hoy un hito. La pelota lanzada ha vuelto cargada. Por primera vez. Ha impactado a alguien lo suficiente como para sacar la raqueta y perder un segundo de su tiempo en compartir en este espacio particular algo. Gracias. Gracias Esther. Sería injustísimo, no mencionar a Carmen, Carmen Navarro, que comparte a veces. En Twitter. Alma gemela en tantas cosas. Fin de la nota sangrada.