“El Pregón”: Desde la conmoción el silencio

Alberto Garcia Reyes-Pregón Semana. Basada en foto de Juan Carlos Muñoz a quien pertenecen los derechos.

Los periodistas estamos para contar, pero hoy sólo queda callar. Desde la conmoción, el silencio. Tras el Pregón de Alberto García Reyes, que da paso a la Semana Santa de Sevilla, sólo queda le queda a este periodista pedir “perdón”, como él mismo dijo haber pedido, a uno sabe que el alma sabe -porque a la razón se le escapa, que siempre lo va a conceder: Así pues, perdón por la soberbia.

Jamás había escuchado un pregón sevillano y hoy, al escucharlo, todo mi ser me decía que había sido llevado por quienes por respeto cayo, a un momento histórico en mi fe y en la Fe.

Supongo que sin arte no soy nada porque sin Él no soy nada.

Ya se habla no de este pregón, sino de “El Pregón”. Y uno descubre que es precisamente siendo pequeño, ínfimo, donde las cosas cobran su verdadero sentido… y todas se colocan hasta donde se pueden colocar antes de pasar ese “puente” que el pregonero llamó “un momento” -en el que esta vida y la otra mejor se encuentran-, y que el resto de los mortales llamamos simplemente, “muerte”.

Y ya si, el silencio. Desde la conmoción. La Semana Santa ha comenzado.