Los martes y los días: “30 años de nieve!

Publicado originalmente el 01/10/11

 

Viajo en el AVE -esa maravilla que le ha pasado a España en las últimas décadas- atravesando campos nevados de Madrid a Barcelona. A la espalda dejo una ciudad que está cambiando deprisa; una ciudad que me recuerda otra que ya no está: aquel Madrid al que llegué para hacerme estudiante de Periodismo, y en el que estrenaba películas un desconocido Almodóvar y actuaba una chica que se llamaba Alaska que se hacía pis. Pepe Rivas –desde la esquina doblada de Ajoblanco– deja un segundo su novela, y hace un apunte en el Facebook sobre la tristeza de la Barcelona post-fiesta. Es toda España pues, la que ha vuelto; no sólo mi ciudad amada. 30 años de nieve sobre casi todo lo construido –salvo el AVE-. Me invitan los fabricantes de procesadores AMD a tomar una copa en una cocktaileria de la calle Bárbara de Braganza y me encuentro con que Elisa Bracci, diseñadora/musa de finales de los 80, que ha vuelto a abrir tienda. No lo resisto y entro a ver trapos. What else? Y allí está ELLA, con sus gafas cinematográficas y su creatividad underpop de barricada. En el blog de Pepe Rivas pongo que hemos retrocedido 30 años y una de sus amigas me contesta que no, que “hemos vuelto a donde estábamos” Pues eso ¿no?. Elisa me habla de Pepe Rivas en la tienda, pero no tiene su Facebook y yo le digo que lo mire y le doy, de paso, la dirección de mi blog de tecnología (YD T!) en yodona.com. Al día siguiente Elisa pone en su “Face” el video de fractales que había colgado yo y Carmen Duerto dice que lo ha sacado de Vimeo.com directamente y yo digo que puede. Pero Elisa confirma que lo ha sacado de (YD T!). Elisa me dice –vía red social-, que 2011 es un año muy raro, que lo mismo te da que te quita. Lo que yo digo: Nieve, sobre los años de una generación que nació en otro mundo, el de la dictadura, pero demasiado joven como para estar en política y se quedó “sólo” en la cultura. Generación de copos blancos, creativa y virgen, entre la nieve de un periodismo incipiente que no termina de cuajar.